6 de junio de 2009

Cristian Castro termina con capítulo de dolor



Cristian Castro lanzó su nueva producción discográfica El culpable soy yo, donde trabajó con diferentes productores como Armando Ávila, Kiko Cibrián y A.B. Quintanilla, cosa que dijo “no vuelvo a hacer, el motivo fue porque quería estar bien equipado en una dimensión actualizada”.

Para el cantante, este disco, además de ser una faceta que se enfoca más hacia la balada, es el cierre de “un capítulo de dolor, que nace de la tensión emocional que hay en mi vida y la frustración, pero también se abre uno de optimismo, renacimiento y libertad”, aclaró.

Sobre lo que podría ser “culpable”, el cantante de “Azul” dijo que de “lo bueno y lo malo y me gusta ser culpable, porque eso quiere decir, que he hecho el sueño y yo mismo lo he desbaratado, siempre empezando por mí y en mi delirio por una mujer”.

Sin embargo, este es el penúltimo material discográfico que hará con Universal Music, pues quiere dedicarse a hacer un proyecto independiente, “un disco completamente mío con una agrupación experimental, que saldría dentro de tres años, por lo que tendré una tendencia a escribir más y a relajarme”.

Cristian Castro se ha caracterizado por ser un representante de la balada en México, y en este nuevo material incluye el género, además de un toque de pop rítmico, pero su intención principal es “comprometer al público a la inocencia del pop romántico y que se encamine a las baladas, porque es algo que los mexicanos hicimos muy propio gracias a José José, por lo que no podemos perder de la sangre la balada formal”, puntualizó.

Una vez que concluyó El culpable soy yo, Castro reflexionó y “hubo muchas cosas que hubiera hecho diferentes, pero me gustó escuchar los cambios de mi timbre de voz y el avance vocal que he tenido a lo largo de los años”.

Acerca de la gira del disco, Cristian Castro dijo que dará inicio en septiembre en Estados Unidos, para continuar por México en octubre y noviembre, aunque en esta ocasión quiere hacer algo distinto al Auditorio Nacional, “quiero un espectáculo más íntimo, en especial con el Distrito Federal, algo más chico que el Metropólitan, quiero conocer al público de otra manera”.

Lo que le causa más satisfacción al cantante es saber que los niños y los adolescentes “saben quién soy, y estoy muy agradecido con ese público que hace comunión cuando escucha mis canciones y mi voz”.

0 comentarios: